Ciudadanos de tercera, turistas de segunda

En la madrugada del domingo 30 de marzo de 2008 entraba en vigor el libre acceso de los nacionales cubanos a los hoteles de su propio país, algo que hasta esa fecha les estaba prohibido.  La prensa internacional dio amplia difusión a esta medida estrella del entonces recién presidente, Raúl Castro, que eliminaba una restricción odiosa propia de un régimen de apartheid. Atrás quedaban las tristes escenas de extranjeros que no podían invitar a sus amigos o familiares cubanos a pernoctar en un hotel, o a acompañarle en las instalaciones de esparcimiento del mismo.

Seguir leyendo

Obligación de parte y parte

El próximo 9 de enero se abre el plazo para la presentación de la declaración de la renta y pago de impuestos correspondientes al año fiscal 2016 en Cuba. Ya el gobierno se lo está recordando a los potenciales declarante, que según la Oficina Nacional de Administración Tribu­ta­ria (ONAT) son 200 mil de los cuales más de 170 mil serían trabajadores por cuenta propia. “Paga, en tiempo, lo que debes”, tituló el órgano oficial del Partido Comunista en pleno día de Reyes Magos.

Seguir leyendo

Según Informe de la Oficina Comercial española el cuentapropismo todavía no ha calado en el tejido productivo cubano debido a la fuerte regulación y las limitaciones.

El documento proporciona datos sobre su situación política-económica y oportunidades de negocio para las empresas españolas en Cuba y dedica uno de sus acápites a las reformas realizadas por el gobierno de Raúl Castro, entre las cuales incluye el tema de los trabajadores por cuenta propia. A continuación un resumen:

  • A finales de 2015 el número de cuentapropistas autorizados en 210 actividades económicas aceptadas alcanzó la cifra de 496.400. De estos “autónomos”, 114.000 eran trabajadores contratados. Las actividades con mayor representación son las de elaboración de alimentos, arrendamiento de viviendas y transporte de carga y pasajeros.
  • Los cuentapropistas carecen de personalidad jurídica lo que conlleva problemas variados, pero la mayor dificultad que enfrentan ha sido la falta de acceso estable a las materias primas y suministros necesarios para su actividad.
Seguir leyendo

Financiación, más allá de la solidaridad

Con las tradicionales remesas monetarias —en dólares y euros—, muchos cubanos han ayudado a sus familiares y amigos a iniciar su pequeño negocio en la Isla, que vive un inusitado pulso entre la transgresión de los emprendedores y el temor de la elite comunista de que las pequeñas reformas acaben llevándoselos por delante.

Las remesas son una vía de financiación intrafamiliar y/o amistosa, casi siempre a fondo perdido, pero que ha sido efectiva para el arranque de nuevos negocios, aunque dentro del limitado esquema de las licencias para el ejercicio del trabajo por cuenta propia.

Seguir leyendo