Discriminación laboral por Edad

Basilio Mederos Varona, lleva más de 38 años trabajando en turnos rotativos y aspira a una plaza con mejores condiciones de trabajo y mayor salario. Basilio reúne los requisitos formales exigidos (graduado de nivel superior) estando aprobado técnicamente para ejercer la misma y el jefe, aunque no es una plaza por designación, se la asigna a otra persona que no cumple los requisitos formales y solo lleva 4 años de trabajo en la Empresa.

Seguir leyendo

Vendedora de alimentos que desespera ante las “reglas del juego” impuesta al negocio

Mirian Almeida Luis es una cubana de 41 años que decidió ganarse el pan de cada día como trabajadora por cuenta propia. Entre las actividades autorizadas escogió la de vender alimentos. Su especialidad es hacer fritas, las cuales elabora a la orden de los clientes que encuentra en su recorrido. Ella vende fundamentalmente en áreas aledañas a la Prisión provisional conocida por Cerámica, el cual pudiera ser un lugar privilegiado para un negocio de este tipo porque siempre hay aglomeración de familiares de los reclusos que asisten a la visita.

Seguir leyendo