Dulce amargura

 

Los dulces caseros son una delicia que forma parte de la cultura en el imaginario de los cubanos. Gracias a la iniciativa y creatividad del trabajo por cuenta propia se preserva una tradición secular que fenecía ante la permanente carencia y limitaciones de la industria alimentaria estatal y socialista cubana.

Abel Cabale Fuentes es un vendedor ambulante de dulces. Sus pastelitos de guayaba y coco son altamente demandados por los transeúntes y habituales del Parque Agramonte, la Calle Maceo y la Avenida de la Republica, en la zona céntrica de la ciudad de Camagüey (al este de la Habana).

Encontrándose trabajando Cabale Fuentes fue interceptado por dos inspectores los cuales, sin muchas ceremonias, le impusieron una multa por no usar guantes para manipular los dulces. Sorprendido, por llevar tiempo haciéndolo de esa manera, el vendedor de dulces mostró las tenazas que utiliza para esos menesteres e incluso para que no quedara márgenes a la duda acerca de sus buenas prácticas en el oficio, les  mostró el recipiente en el que traslada su producto, el cual es hermético y se mantiene bien limpio. Aun así los inspectores de la Dirección de Inspección y Supervisión de la provincia le dijeron que los guantes son de obligatorio uso, por lo que tenía que ser mutado. Y así ocurrió.

El Observador Económico considera que es importante que se vele por la higiene y el cumplimiento de otras buenas prácticas en la gastronomía popular cubana pero en este caso, ante el hecho cierto de que los guantes para estos fines no se consiguen en Cuba y que el trabajador Canale usa tenazas para manipular las alimentos, constituye un extremismo y un acto contrario al desarrollo de la iniciativa privada. El suministro de guantes a los mercados minoristas es responsabilidad del Gobierno cubano en tanto es el ente monopólico de las importaciones y de la red comercial.

Igualmente, este Observador Económico se pregunta qué otro ardid o pretexto hubieran empleado los inspectores para afectar al cuentapropista si este hubiera tenido los guantes apropiados para su trabajo.

You may also like