Según Informe de la Oficina Comercial española el cuentapropismo todavía no ha calado en el tejido productivo cubano debido a la fuerte regulación y las limitaciones.

El documento proporciona datos sobre su situación política-económica y oportunidades de negocio para las empresas españolas en Cuba y dedica uno de sus acápites a las reformas realizadas por el gobierno de Raúl Castro, entre las cuales incluye el tema de los trabajadores por cuenta propia. A continuación un resumen:

  • A finales de 2015 el número de cuentapropistas autorizados en 210 actividades económicas aceptadas alcanzó la cifra de 496.400. De estos “autónomos”, 114.000 eran trabajadores contratados. Las actividades con mayor representación son las de elaboración de alimentos, arrendamiento de viviendas y transporte de carga y pasajeros.
  • Los cuentapropistas carecen de personalidad jurídica lo que conlleva problemas variados, pero la mayor dificultad que enfrentan ha sido la falta de acceso estable a las materias primas y suministros necesarios para su actividad.
Continue Reading