Se dice “sector privado”

En vísperas del 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba, el presidente Miguel Díaz Canel se reunió con trabajadores por cuenta propia, cooperativistas no agropecuarios y directivos del sistema empresarial estatal, para ratificar la voluntad del Estado por seguir avanzando en el desarrollo de las “formas de gestión no estatal”.

En este encuentro de matiz propagandístico también participaron figuras importantes dentro del Estado y el Gobierno tales como el Primer Ministro, la Contralora General de la República, un nutrido grupo de ministros y otros grupos de altos dirigentes.
En la reunión se repitió la intención del Estado de apoyar el progreso de las “formas de gestión no estatal” y ratificar que estas están contempladas en la estrategia económica y social aprobada en julio pasado y en el ordenamiento monetario y cambiario vigente desde el pasado 1ro de enero.

A estas alturas aun los altos dirigentes de Cuba hablan del progreso de los cuentapropistas y cooperativistas no agropecuarios, cuando ni siquiera son capaces de llamarlos por el nombre que los define “el sector privado”. Mantienen los viejos esquemas y la vieja mentalidad de negarse a reconocer que en Cuba existe un sector privado independiente y al margen del poder Estatal, esta idea la reforzaron cuando el Díaz Canel, expresó, “El sector no estatal es nuestro. Está contemplado como un actor económico en el proceso de desarrollo socialista del país, y tenemos toda la capacidad para de conjunto trabajar y aportar (…) al Plan de Desarrollo Económico y Social y a la Visión de la Nación”.

Seguir leyendo

Campesinos del Oriente cubano intentan recuperar la cría de cerdos

Tras la cuasi extinción de la cría de cerdos en las provincias orientales, varios campesinos intentan recuperar la reproducción para tratar de llevar en el menor plazo posible este tipo de carne tan preciada y cada vez más ausente para los cubanos.

La difícil situación en la que está sumida el país ha traído como consecuencia que la carne de cerdo desaparezca de la mesa, en la mayoría de los casos por la escasez de producción y el alto costo (120 pesos cubanos por la libra) cuando aparece en el desabastecido mercado de abastos.

Tres campesinos del municipio Bayamo, dos de Contramaestre, uno de Niceto Pérez y dos de Urbano Noris, comparten experiencias de buenas prácticas a la hora desclasar las hembras que fueran naciendo y a su juicio pudieran ser buenas paridoras para véndelas a otros campesinos con interés de reproducir los cerdos.

Todo esto según comentan al Observatorio de Derechos Económicos con el temor de que el Estado les quiera recoger los animales debido a las medidas impuestas y la persecución de productores de todo tipo de animales que han perdido todo por el único motivo de querer producir más.

Seguir leyendo

El cuentapropismo en el discurso

El pasado jueves se realizó un encuentro entre el alto mando del Gobierno cubano y con los cuentapropistas y cooperativistas no agropecuarios, para debatir sobre los avances del sector privado en Cuba. El Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, señaló en sus palabras de apertura que en la actualización del modelo económico Cubano, como transformación en las relaciones laborales, ha ampliado las formas del trabajo autónomo bajo diferentes formas de gestión y propiedad, pero expresó “donde la propiedad social es el eje principal en el sistema de relaciones.” Se ratificó una vez más, la supremacía del sector estatal socialista en el país.

El Sr. Marrero Cruz reconoce el importante crecimiento que ha tenido el sector por cuenta propia desde sus inicios en el 2010, que ha generado hasta la fecha más de 600 000 mil empleos. Alegó, además, sobre el impacto que ha tenido esta forma de gestión sobre la economía del país y como ha ido cambiando la percepción de la sociedad cubana sobre los TCP, donde en un principio estaba la errada creencia casi generalizada de que trabajar por cuenta propia no era un trabajo digno, y quien llegara a considerarlo como tal, no era bien visto y hoy en día es una actividad importante para la economía donde es uno de los sectores que más contribuye al fisco del país.

En la reunión se tocaron temas de más relevancia para los TCP, como el proceso de conclusión en que se encuentran las “normas jurídicas que implementarán una ampliación del trabajo por cuenta propia sin precedentes (…), abriéndose la posibilidad de incorporar muchos más oficios y actividades, incluso unir varios a través de proyectos con una misma licencia”, según explicó el Primer Ministro (PM), lo que ha su consideración dará respuesta y solución a demandas insatisfechas de los TCP y que ayudará a potenciar el desarrollo local.

Seguir leyendo

Trabajadores no estatales pueden modificar base de contribución a la seguridad social

Virginia Marlén García Reyes, directora general del Instituto Nacional de Seguridad Social (Inass) declaró ante el oficialista sistema informativo de la televisión cubana que los trabajadores del sector no estatal de los regímenes especiales de la Seguridad Social han comenzado, desde el pasado 20 de abril, el proceso de solicitar la modificación de su base de contribución, expresó a Granma.

A tales efectos, los interesados podrán realizar la solicitud de modificación de la base de contribución a través del correo electrónico modificarbc@inass.gob.cu, adjuntando la planilla habilitada a tal efecto, con toda la información que en ella se solicita.

Agrego la funcionaria García Reyes que, como resultado de la implementación de la Tarea Ordenamiento, fue aprobado un conjunto de normas jurídicas, entre las que se encuentra el Decreto Ley No. 19 en el que se regula el procedimiento para el cálculo de las pensiones por edad, invalidez total y por muerte, de los beneficiarios de los Regímenes Especiales de la Seguridad Social del sector no estatal.

Seguir leyendo

Atropellos al cuentapropismo en tiempos de coronavirus

El trabajo por cuenta propia en Cuba se ha vuelto más complejo desde la llegada de la Covid-19. Primero, por las sabidas limitaciones que impone el Gobierno para ejercer las actividades aprobadas y, luego, por la escasez de insumos y materias primas con qué realizarlas.

Si bien algunos sectores han podido navegar con suerte en medio de las turbulentas aguas a las que se ha sumado una agravada crisis económica que el discurso oficial busca justificar con el recrudecimiento del bloqueo norteamericano y transitar por la apertura de un segmento de mercado de bienes y servicios paralelo dolarizado , la exportación de servicios médicos, entre otro, la amplia mayoría ha tenido que cerrar o buscar alternativas para sus negocios a la espera de mejores tiempos y facilidades. Los transportistas y los elaboradores de comida han sido de los pocos que han visto en los encargos a domicilio, por redes sociales, teléfono u otras vías no habituales, la oportunidad de ejercer de alguna manera su actividad.

Sin embargo, los asistenciados y pensionados, asociados a alguna de las modalidades de trabajo por cuenta propia que no han podido ejercer durante estos 6 meses, han visto bien limitados sus ingresos y el pago mensual que les da el Estado no cubre en lo más mínimo sus gastos indispensables puesto que todos los precios en la Isla se han disparado de forma alarmante ante la espiral inflacionaria generada.

Seguir leyendo

Carne de cerdo y productos derivados desaparece de la mesa de los orientales cubanos

Desde siempre, la carne de cerdo y sus derivados son preferencia en la mesa de los cubanos, desde antaño recreado en canciones populares como “el mamífero nacional”. También se hizo costumbre que, en la mayoría de las viviendas en zonas rurales y semi rurales, críen al menos uno de estos animales ya sea a modo de inversión para la compra de cualquier bien o servicio que se necesite o como fuente de alimento con sus carnes. (1)

Los precios variaban según la región del país y la disponibilidad de producción de cada provincia, pero en la región oriental la libra al corte de carne de cerdo costaba 25 pesos cubanos en promedio en los últimos cinco años anteriores a la crisis sanitaria.

La crisis económica que azota a Cuba, acrecentada con la llegada del COVID 19 y el reordenamiento monetario impuesto por el Gobierno, han hecho que en poco tiempo haya desaparecido esta fuente de alimentos de los mercados estatales y privados y se cotice hoy a un precio de 110 pesos cubanos por libra en la mayoría de las provincias de esta región cubana históricamente con las mayores tasas de desempleo, embarazo juvenil, abortos, alcoholismo y violencia intrafamiliar del país.

Seguir leyendo