La peluquera de la calle Rastro

La persecución contra los Trabajadores por Cuenta Propia en la occidental provincia de Pinar del Rio, Cuba, está al máximo nivel. El caso que expongo hoy es fiel reflejo de lo anterior.

En la Calle Rastro, de la ciudad cabecera de Pinar del Rio, prestan unos de los servicios de la comunidad que tanto ayudan a nuestras mujeres. Una profesional, en el amplio sentido de la palabra, admirada y querida por todos los vecinos y clientes sufrió las consecuencias.

En días pasados recibe la visita de 2 muchachas jóvenes a las que no conocía. Después de muchos ruegos decide hacerlas pasar a su casa para arreglarle el cabello a una de ellas. La hermana menor cumpliría 15 años en 2 días y nadie tenía tinte rojo, que de veras necesitaba que le ayudara. A mitad del trabajo de complacer a la cliente recibe una llamada telefónica de una vecina alertándola q las muchachitas no eran tan como decían, que las observara. Terminando el tratamiento de embellecimiento le tocan a la puerta. Para su sorpresa, tenía en frente nada más y nada menos que a un agente de la PNR muy uniformado y un inspector de la Dirección Integral de Supervisión. Recibieron una denuncia diciendo que ella estaba haciendo tratamientos en su casa aun cuando estaba paralizado todo por la Covid. La peluquera les explica que estaba pintando a una muchacha que su hermana cumplía años al otro día, que eso no era delito porque no lo estaba haciendo para la calle. No hubo entendimiento y la muy generosa estilista se llevó una multa de 1500 pesos, que el inspector dijo que era de 2000 q le iba a rebajar 500 por su gesto de caridad con la joven. Alégrese q no fue de 5000 por propagación de Epidemia, le dijeron.

Tras muchos meses sin trabajar ¿Cómo pago la multa? Lo último que le dijeron fue “nosotros solo hacemos nuestro trabajo”. Será esto un verso para todas las autoridades pinareñas.

Seguir leyendo

Sobre las condenas

Tras la represión al levantamiento popular del 11-7, el régimen condenó a los manifestantes en televisión nacional y acusó públicamente de mercenarismo en mayor grado a los ciudadanos, que protagonizaron la resistencia a las tropas antimotines.

Las causas imputadas a la mayoría de los jóvenes encarcelados están relacionadas a desorden público, referidas en los artículos 200 y 201 del Código Penal de la República de Cuba, que sanciona con penas desde tres meses hasta 5 años de privación de libertad.

Nótese, que las autoridades gubernamentales han incurrido en violaciones a los derechos y garantías al debido proceso, en lo referido a los artículos 94 y 95 de la carta magna, privando de libertad a detenidos sin pruebas contundentes a presentar ante fiscalía.

Los detenidos por los órganos represivos han sido víctimas de desaparición forzada y sometidos a largos períodos de incomunicación con sus familiares, torturas y hechos degradantes violatorios del artículo 96 relacionado al procedimiento del Habeas Corpus.

Seguir leyendo

Limitarán el nacimiento y desarrollo de las MIPYMES

Como si nada estuviera pasando en la isla, el gobierno anunció recientemente estar dando todos los pasos, para la necesaria liberación de las fuerzas productivas. La creación de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), privadas y estatales, es una realidad y fue presentada por el ministro de economía, como un “perfeccionamiento de la empresa estatal socialista y del trabajo por cuenta propia (TCP)”.

Cuba se encuentra sumida en un profundo caos económico y social, como parte de aguda crisis que viene enfrentando desde 2019 y que se agravó con la llegada de la Covid-19, el arreciamiento de las medidas de la administración Trump y la aplicación de la nefasta tarea ordenamiento.

Hoy, un TCP tiene dos y tres trabajadores y un sinnúmero de limitantes. Para que se redireccione a un MIPYMES y tenga quince, 20 o 40 trabajadores, se impone su constitución jurídica, la cual quedará lista para agosto o septiembre. Ello le permitirá, en principio, más autonomía y capacidad de gestión; parámetros que están por verse ante la escasez generalizada de bienes y servicios que presenta el país y el burocrático mecanismo de importación de insumos, que se encarece ante la nueva “penalización” del dólar, la carestía y complejidad en la adquisición de la MLC y la insolvencia del régimen para ofertarlos.

Seguir leyendo

Represión inhumana

El gobernante Díaz Canel ordenó aplastar el levantamiento popular ocurrido el pasado 11 de julio, mediante el uso de la fuerza en manos de agentes antidisturbios y la policía militar, ocasionando lesiones graves en la ciudadanía, tras realizar incontables disparos.

Al amparo del artículo 3 de la Constitución de la República, los manifestantes denunciaron violaciones a los derechos sociales y económicos en el país, así como la falta de libertad y justicia en el país, sumergido en la peor crisis financiera en los últimos 60 años.

Por otro lado, los represores irrumpieron en el domicilio de los manifestantes para ocasionar daños a la vida humana; y con ello, violaron el artículo 49; pese a la suspensión de los tribunales competentes, única autoridad para otorgar dicha orden.

Durante el proceso represivo acaecido en los días 12, 13 y 14 de julio, se violaron un total de 15 artículos de la carta magna, relacionados fundamentalmente a los principios; derechos, deberes y garantías constitucionales de los ciudadanos cubanos.

Seguir leyendo

Del 11-7 y sus causas

A fuerza de represión y con la negativa a realizar cambios económicos trascendentales en Cuba, el binomio Canel-Marrero pretende continuar en el poder durante los próximos meses, mediante el empleo de diversas formas represivas sobre la ciudadanía.

Las violaciones de los derechos civiles establecidos en 12 artículos de la Constitución de la República provocaron el levantamiento popular ocurrido el pasado 11 de julio y expuso la incapacidad del gobierno para gestionar la crisis actual del país.

El artículo 19 establece la conciliación de intereses nacionales e individuales, para regular la actividad económica del país; mientras, el artículo 31 declara que el trabajo remunerado debe ser la fuente principal de ingresos que sustente una vida digna.

Además, violaciones al art. 71 sobre el derecho a una vivienda adecuada; el art. 72 sobre la responsabilidad del Estado en garantizar un acceso de calidad a la salud pública y gratuita; el art. 77 sobre la responsabilidad del Estado para garantizar el derecho a la alimentación sana de los ciudadanos.

Seguir leyendo

El colmo de los porteadores privados en Pinar del Rio

Comencemos con esta historia que solo ocurre en esta occidental provincia de Cuba. Soy propietario de mi camión hace más de 20 años, en este tiempo de Pandemia mundial nos recogieron las Licencias Operativas, estuvimos una semana sin trabajar hasta que de repente aparecieron los contratos con los centros de Salud. Ahora me dieron una tarjeta de combustible por Fincimex y no se puede recoger a ningún pasajero que no sea del servicio de salud. Todas las mañanas salgo a hacer el recorrido acordado y recojo 1 doctora en la Pizzería la Terracina y me dirijo a recoger otra en el Hospital Psiquiátrico. Con estos 2 pasajeros me dirijo al Hospital Abel Santa María para recoger otros doctores y trasladarlos al Municipio Consolación del Sur. Ahí permanezco hasta el cambio de turno que traigo otro grupo para el hospital antes mencionado 2 veces al día hasta el retorno para mi casa en Pilotos. Pero el colmo no es ese, el colmo es que mi suegra hace aproximadamente 3 semanas vino de cumplir misiones en el exterior y no me otorgaron el permiso para la recogida de las cajas y de los equipajes no acompañados, tuvimos que alquilar una empresa llamada Transpinar que se caracteriza por el transporte de carga pesada porque a nosotros se nos habían retirado los documentos legales.

Gracias a Dios tengo ese contrato, pero si no lo tuviera, como hago para mantener a mi familia. Otros colegas tienen convenios con la empresa de cubana del Pan. Los contratos tienen una gran limitación, si nos cogen con personal no autorizado nos multan con cuantías de hasta 5000 pesos, corriendo el riesgo de que nos cancelen el contrato y que nos retiren nuevamente la Licencia Operativa.

Ya fui multado en una ocasión porque recogí un anciano, vecino mío, que iba al Ortopédico del Hospital donde me dirigía. Me paró un inspector de Transporte y tras tanto explicarle me dijo que no se podía y que me iba a ayudar aplicándome 1000 pesos de multa. Me orientó que bajara al Sr y que continuara mi viaje y que de paso le hiciera el favor a él de llevarlo hasta el entronque del Hospital León Cuervo Rubio. Le dije que me disculpara, pero q si lo llevaba a él, porque no podía llevar al pobre viejo que en realidad estaba enfermo, me dijo que por esta vez lo iba a dejar pasar pero que me estaba midiendo y que no era para ropa, ¿es el colmo o no?

Seguir leyendo