Malo como ejecutor, pésimo como arrendatario

 

La experiencia económica cubana ha demostrado que el estado socialista es ineficiente en su condición de  principal agente reproductor de la economía cubana. Una de las soluciones ha sido autorizar a emprendedores a ejecutar diversas actividades en sus espacios y establecimientos de las empresas estatales.

Yorman Moré Gainza  es un joven cubano que se gana la vida reparando enseres menores.  Junto a otro mecánico tienen rentado un local que pertenece a la Empresa de Servicios, otrora actor estatal oferente de los servicios de reparación de enseres menores en la ciudad de Camagüey, actor económico que por su condición de propietario del inmueble es el responsable de su mantenimiento.

Según denunció Yorman a este Observador Económico; dese hace unas semanas el reloj contador del local al parecer se averió y está dando una lectura de consumo eléctrico demasiado alta, tanto es así que la cuenta del mes pasado ascendió a la cifra de 123.34 pesos, cuando ellos como promedio no pasan de los 8 pesos mensuales.

Ante la situación que afecta su gestión, ambos cuentapropistas se quejaron a la Empresa Eléctrica a donde se personaron con el contrato de arrendamiento, pero allí le dijeron que era el titular quien tenía que solicitar el servicio, así las cosas, se personaron en la Empresa de Servicios y le informaron la situación a la subdirectora económica, esta les dijo que eso se resolvería, de eso hace ya 3 semanas y aun no se ha presentado nadie de la Empresa Eléctrica para revisar el metro contador. Yorman y su colega se preguntan si tendrán que seguir pagando de más por la desidia de otros, ellos pagan en tiempo la renta y esperan la misma actitud de parte del Estado.

 

20 de junio de 2017.

 

You may also like