Sobre el ejercicio del trabajo por cuenta propia

CAMAGÜEY.-   Para los trabajadores por cuenta propia en Cuba realizar su labor es una odisea. Estos tienen que hacer magia para poder mantenerse a flote, porque no cuentan con un lugar para adquirir las materias primas y otros insumos al por mayor. La mayoría de las veces tienen que recurrir al mercado negro y por consiguiente tienen que violar las leyes del país. Ellos compran sus productos en los establecimientos del estado, a precios minoristas pues en Cuba no existen almacenes para que los emprendedores privados cubanos compren materia prima e insumos a precios mayoristas; todo esto trae como consecuencia que el precio de venta a la población sea elevado. Es bueno decir que estos generalmente mantienen mejor servicio que los estatales porque en ellos priman el interés por el bienestar de su economía y la de la familia. A diferencia de lo que han querido inculcarle al pueblo cubano por más de cincuenta años que todo es de todos y para el bien de todos y no acabamos de ver los resultados.

Seguir leyendo

La rebelión de los “boteros” en Cuba

La reciente medida gubernamental de imponer tarifas topes a los taxistas privados que circulan en la capital del país ha generado, como era de esperar, un gran malestar entre los llamados “boteros”. Difícil resulta encontrar algún taxista que haya visto con buenos ojos esta medida que viene a complicar aún más la difícil situación del transporte en Cuba.

Meses atrás cuando la escasez de combustible se hizo palpable producto de la reducción del subsidio venezolano, las autoridades habían conminado a los taxistas a no subir los precios de los pasajes so pena de enfrentar altas multas o el decomiso del vehículo. Ahora se suma esta medida la cual casi todos la consideran contraproducente y que ya está generando grandes dificultades a la población para poder transportarse en los llamados “almendrones”.

Seguir leyendo