El mercado agropecuario, tema recurrente

Es imposible para la familia cubana no hablar de este tema, unos porque no pueden prescindir de él para satisfacer sus necesidades diarias, otros porque necesitan vender sus producciones y algunos porque buscan como burlar los puntos de control de la policía para llevar los productos a los mercados de la llamada “Oferta y Demanda”, mientras el ineficiente sistema de Acopio no logra cumplir su supuesta responsabilidad de “comprar todo lo que se produce para abastecer los mercados “estatales”.

Continue Reading

El Sector No Estatal: una alternativa imprescindible para la economía cubana

Aunque el Gobierno cubano autorizó el incremento de la actividad No Estatal en la economía de la isla, el Sector Privado sigue siendo mirado con recelo y preocupación por muchos empresarios y dirigentes, violando estos lo establecido por las propias instituciones gubernamentales. Estas últimas no aprueban ni cumplen con la firma de contratos de suministro de materias primas y la compra de productos y servicios alegando que son orientaciones de sus Ministerios, Empresas o Grupos Empresariales.

Continue Reading

El envase, causa que limita la producción agrícola

Uno de los factores que está limitando el desarrollo de la producción agrícola en el país es la situación con los envase donde depositar los productos.

Lo primero es la escasez de envases. La falta de ellos es debido a que no existe o existe en muy pocos lugares la infraestructura requerida para lograr la producción y el aseguramiento de los diferentes tipos de envases que requiere la agricultura.

Continue Reading

Sobre la Compraventa de Ganado en Cuba

La compraventa de ganado entre el Estado y los particulares se ha convertido en una  posibilidad de ingresos para los campesinos en Cuba, pero las trabas burocráticas y las cláusulas leoninas en los contratos limitan enormemente el mayor desarrollo de esta actividad.

Los mecanismos financieros aplicables para este tipo de actividad le imponen al campesino gravámenes excesivamente altos. Todos los productores agrícolas tienen que aportar el 2 % de sus ganancias para el fondo socio cultural de la Cooperativa y otro 5 % del valor de las producciones, conocido también como aporte por las ventas, al presupuesto del Estado, para un descuento total del 7 % de las ventas.

Por si fuera poco, este mecanismo impositivo se le aplica doble a los productores agrícolas de la occidental provincia de Mayabeque, en Cuba. Recordemos que esta provincia al igual que la vecina Artemisa son las 2 de nueva creación y en donde se aplican todos los nuevos sistemas que se generalizaran posteriormente a todo el país.

La Empresa, que es donde el campesino vende sus producciones, les descuenta el 7 % de lo vendido y en las cooperativas, que es la que tiene el contrato con la Empresa, le vuelven a descontar el 7 % a la hora de pagarle, argumentando que la Empresa no les reintegra el 7 % descontado anteriormente. En fin, el productor pierde el 14 % del valor de sus ventas solo en trámites que nada aportan para el incremento de la producción y comercialización de ganado en Cuba.

Continue Reading