Desalojo de comunidades pesqueras

Irma, el fenómeno climatológico de gran intensidad, que alcanzo categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, penetro por cayo Romano, al norte de la provincia de Camagüey, provocando la caída de árboles, derribo de poste eléctricos y de telecomunicaciones, afectaciones en las cubiertas de casas y centros socio-económicos, inundaciones costeras, daños en las infraestructuras hoteleras constituyendo las principales afectaciones a la costa norte de Cuba. Las autoridades informaron oficialmente por los medios de comunicación 10 personas fallecidas.

En fecha 7 de Noviembre los medios de comunicación oficialista a través de su programa Cuba Dice, realizaron un trabajo periodístico, acerca del efecto al ecosistema causado por el devastador huracán Irma en las diferentes comunidades pesqueras localizadas en la costa norte de Cuba. Los periodistas respondiendo a los intereses informativos del régimen y con información acerca de la percepción del riesgo de las comunidades costeras ante la ocurrencia de fenómenos similares, pretendieron mediante un trabajo periodístico convencer a los pobladores y comunidades pesqueras de trasladarse a sitios más seguros y lejanos a estos embates naturales.

Entre los poblados visitados se encuentra Isabela de Sagua, localidad del municipio Sagua la Grande provincia de Villa Clara , fuertemente impactado, devastado por el fenómeno natural causando grandes desastre al ecosistema, tanto marino como estructural del poblado con pérdidas parciales, totales de viviendas, pérdidas de los tendido eléctrico causado por la no planificación previa de un sistema para apalear los posibles daños causados por fenómenos de este tipo, provocando un verdadero estrés al sistema electro-energético cubano, que tardará tiempo en la recuperación del poblado, cuya actividad esencial de subsistencias es la pesca.

La comunidad de Isabela de Sagua, históricamente ha sido sacudida por diferentes fenómenos atmosféricos y se ha mantenido arraigada a su cultura pesquera, siendo la percepción de riesgo de sus pobladores baja, que se ha incrementado y alarmado con el paso del huracán Irma. Este suceso ha sido aprovechado por las autoridades del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), para promover las nuevas políticas encaminadas a la reorientación geográfica de las comunidades pesqueras, con el propósito de alejarla de las zonas costeras, proponiendo la construcción de nuevas comunidades por esfuerzo propio, razón esta para que miembros de las comunidades pesqueras no crean las promesas del oficialismo que promete y no se sabe cuándo cumplir. Los pobladores de estas zonas manifiestan su desacuerdo por tal política, mostrando resistencia y sentido de pertenencias al lugar que los han visto nacer, crecer y desarrollar sus vidas junto al mar.

Teniendo las evidencias presentada por los medios de comunicación en su programa Cuba Dice hacemos la reflexión, acerca de las zonas pesqueras abatidas por el huracán Irma.

Los pobladores de esta y otras zonas costeras se preguntan:

  • ¿Las estrategias de reubicación de los poblados costeros hacia zonas seguras, será una vez más interés del oficialismo de hacer políticas de preservación de su imagen pública?
  • ¿El régimen cumplirá su promesa de venta a precios diferenciados, entrega en tiempo record los medios materiales de construcción para la construcción de las nuevas comunidades?
  • ¿Por qué no se alejan las infraestructuras hoteleras de las costas?
  • ¿Por qué no se habla de la iniciativa del sector privado?
  • ¿Por qué no se potencializa la cultura asociada al uso de seguros para propiedades particulares?

 

También te puede interesar