La clave del éxito de los micro empresarios privados

El éxito de un negocio no solo depende el tamaño del capital invertido, de los productos y la calidad de la oferta o simplemente de cumplir el plan de ventas. Para que un negocio sea exitoso, y más en los tiempos que se está viviendo en el mundo entero por la crisis sanitaria, se necesita una herramienta poderosa para lograrlo, el empoderamiento del personal del negocio.

Implementar características del empoderamiento en el personal del negocio tiene factibilidad, pues propicia el origen de una tendencia que fomenta la participación activa de los trabajadores, contribuye a la autonomía, reformula la visión, enfoque y proceso de toma de decisiones en cada uno de los trabajadores, lo que favorece el crecimiento personal y el éxito del negocio.

Sobre estos temas habló al Observatorio de Derechos Económicos de Cuba, ODEC, Giselle Martin, titular de un negocio por cuenta propia que pese a la crisis en el país agudizada por la covid 19, su cafetería sigue funcionando de manera exitosa y con los mimos niveles de popularidad en la población de la ciudad de Ciego de Ávila.

ODEC: Giselle, ¿Podrías contarnos sobre qué va su negocio y cuáles son sus funciones dentro de este?

GM: Bueno mi negocio particular es una cafetería paladar, con más de 5 años de funcionamiento, que tiene una amplia oferta que va desde sándwiches, pizzas, spaguettis, almuerzos y comidas hasta dulces, jugos y refrescos. Desde mi función como la titular del negocio, me encargo de elaborar los presupuestos y los números y liderar el equipo, aunque a veces me ha tocado trabajar como anfitriona atendiendo clientes, o en la cocina, lo que me ha permitido familiarizarme en cada una de las tareas de la cafetería y con cada uno de mis trabajadores.

ODEC: Me imagino que ese vínculo estrecho con los puestos de trabajo y sus trabajadores la ha ayudado a usted a liderar mejor a su equipo y por tanto tener mejores resultados en la cafetería.

GM: Si absolutamente, ese vínculo estrecho me ha permitido influir positivamente y desarrollar y apoyar los procesos que hacen posible el progreso del negocio, y a la vez refuerzo una cultura de calidad.

ODEC: ¿Considera que el éxito de su negocio se debe a esa cultura de calidad que usted fomenta en su negocio?

GM: Si una parte fundamental del éxito de mi negocio es fomentar una cultura de negocio de excelencia como parte del empoderamiento de mi personal y otra parte son los aseguramientos logísticos, tener abastecido la cafetería, crear una red de contactos para mantener los suministros. Aunque claro la clave de éxito, desde mi experiencia, es el personal.

ODEC: Cuénteme un poco sobre la clave del éxito

GM: No le puedo compartir la clave del éxito de mi negocio, (Risas) pero si cual es la clave para que un negocio particular sea exitoso en Cuba. Se trata de desarrollar un negocio competente, cuyo objetivo fundamental sea la eficiencia, la fidelidad y el bienestar de sus trabajadores. Insertar una cultura de excelencia donde se promueve la innovación, la creatividad y el conocimiento , donde los dueños nos toca asumir un rol fundamental de entrenadores, comunicadores y coordinadores de equipos inteligentes, que se den al cliente con amabilidad y respeto.

ODEC: En estos tiempos el trato cordial al cliente en los establecimientos es algo que no abunda en Cuba

GM: Exacto, por lo que desde el empoderamiento de mi equipo y la creación de una cultura de negocio se les inculca el trato amable y cordial para lograr además de tener buenas ofertas, la fidelidad del cliente, que nos prefiera por encima de todos y eso se logra con la buena atención.

ODEC: ¿Usted ha aplicado esta estrategia desde los inicios del negocios?

GM: Sí claro, yo soy graduada de sicología en la Universidad de acá de Ciego de Avila, y por motivos de ingresos y oportunidades decidí abrir un negocio, pero siempre dije que si lo hacia lo iba a hacer bien y tributando a mi profesión. Así que desde el primer día me mostré accesible a escuchar de manera activa, lo que constituye fuente de cohesión e inspiración, apoyo a que mis trabajadores cumplan sus metas de desarrollo, permito la participación en actividades de mejora y eso es empeoramiento del personal lo que hace que se sientan comprometidos con la cafetería y brindemos una oferta de calidad.

ODEC: Sin dudas estos consejos ayudarán a más de un negocios a mejorar su gestión. Así que la felicito por su negocio y le agradezco su tiempo.

No cabe duda y menos con el ejemplo de la cafetería de Giselle, que con el empoderamiento del personal se obtiene un estilo gerencial dirigido a considerar al recurso humano como autónomo y eficiente, que conducirá de manera positiva al negocio y que les permite enfrentar las constantes actualizaciones, innovaciones y cambios del mercado, beneficiando a la dirección y garantizando la inversión de los recursos.

Mejorar la gestión de los negocios particulares es una herramienta para reposicionar el sector por cuenta propia en el país.

También te puede interesar