Salvar al hombre del hambre

El Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera emitió la Resolución 357/2023, que implementa una nueva política para regular las relaciones entre las empresas estatales socialistas del sector y las micros, pequeñas y medianas empresas privadas nacionales.

Se canceló la facultad para realizar exportación e importación de mercancías a la Empresa Comercial BK Import Export, ésta funcionaba como la entidad estatal mediadora más demandada por los privados nacionales a la hora de realizar operaciones de comercio exterior.

Queda por ver si Ricardo Cabrisas da inicio a una reforma para garantizar la relación directa entre empresarios privados cubanos con extranjeros ó canalizará las demandas de insumos y materias primas a través de la OSDE Grupo Empresarial del Comercio Exterior (GECOMEX).

También es de temer que comience un proceso destinado a limitar o impedir la importación de mercancías por el sector privado nacional a través de las empresas estatales del MINCEX, que han venido abajo y experimentado la ampliación de sus objetos sociales

Nótese que el Ministerio de Economía y Planificación se niega a la aprobación de la actividad “Comercializar alimentos, bebidas y tabaco” para la venta mayorista y minorista por las MIPYMES en el mercado interno, lo que disminuye la oferta de alimentos importados.

La realidad es más crítica si se conoce que es muy débil la producción agropecuaria y la industria alimentaria depende de la importación de materias primas y envases, sumado a la inflación que desmotiva a la población en edad laboralmente activa y aquellos con niveles de especialización técnica.

Hay que salvar al hombre del hambre desde una perspectiva humanista, capaz de integrar los valores de la Economía Social de Mercado a las demandas de un pueblo y reconocer las necesidades básicas acumuladas que exigen ser resueltas a la brevedad.

También te puede interesar