La inflación en Cuba

El gobierno cubano anunció medidas económicas de emergencia para hacer frente al déficit presupuestario y financiar su gestión ante el impacto de la COVID-19.

El modelo es similar al de Latinoamérica, pero esta vez la deuda no se exporta sino que recircula en el país y se sustituye el efectivo por transacciones electrónicas. Así, se promueve la venta de la deuda pública que está en manos del Banco Central, este afectado por falta de liquidez ha comenzado a emitir billetes de alta denominación.

Seguir leyendo

Los riesgos de las medidas

La estrategia del gobierno cubano para enfrentar el impacto de la COVID-19 transita hacia una reforma de la política de empleo vigente con impacto en las relaciones económicas.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social anunció la sustitución gradual del listado de actividades de los cuentapropistas por otro que relaciona prohibiciones. Se pretende unificar las actividades por labores en un perfil más amplio y los interesados han de presentar sus propuestas a las autoridades en sus territorios para su evaluación.

Seguir leyendo

Ser o no ser: emprendimiento a lo cubano o solo cuentapropismo

“Emprendimiento no es ni ciencia ni arte, es una práctica.”

Peter Drucker, filósofo de management.

 

Para muchos el cuentapropismo en Cuba ha sido, es y será un tema muy atractivo por el impacto que tiene en la sociedad, su evolución y aporte en el desarrollo de la economía del país, generándose, por tal razón, abundante bibliografía sobre el tema en los medios tanto oficiales como independientes.

Al revisar la literatura sobre el tema se ha encontrado más de un caso donde se utiliza indistintamente los términos cuentapropismo y emprendimiento refiriéndose a un mismo fenómeno. ¿Pero, en el tan complicado contexto económico cubano se puede afirmar que emprendimiento y cuentapropismo son términos sinónimos? ¿Hasta dónde un término tiene que ver con otro?  ¿Todo cuentapropista es emprendedor? Para darle respuestas a estas interrogantes es necesario empezar por los inicios y el significado de estos términos.

Seguir leyendo

¿Derechos económicos para quién?

Mientras avanzan las medidas correspondientes a la 2da y 3ra fases de la Recuperación Post-Covid, en la mayoría de las provincias cubanas, excepto La Habana, se hacen más evidentes las grietas de la economía cubana, en particular, la producción de alimentos y la comercialización de productos de 1ra necesidad, entiéndase, los productos de aseo personal y limpieza que, después de más de dos meses de desabastecimiento total de alimentos.

En el occidente, los servicios de transporte siguen prácticamente paralizados y los transportistas privados pueden ejercer su actividad solo dentro de sus provincias, limitando significativamente sus ingresos y dejándose de prestar así un servicio imprescindible y de alta demanda para la población de las provincias limítrofes, la situación aún es más grave porque él Gobierno tampoco brinda el servicio de tanta necesidad, aunque sea solo para los hospitales y centros especializados capitalinos con categoría de nacionales.

Seguir leyendo

Un futuro sin luz

Días muy difíciles se avecinan para este sufrido pueblo que lleva más de 60 años soportando la falta de artículos y productos necesarios para tener una vida próspera por causa de lo que el des gobierno de la isla acusa al “bloqueo” de los Estados Unidos, justificando así la incapacidad de los dirigentes, quienes integran esa burocracia corrupta que todos los días aparece en TV y en actividades públicas, con sus papadas y barrigas infladas que les hace parecer puercos en ceba.

La población está sufriendo un fuerte desabastecimiento de alimentos y muy en especial ese 20% que sobrepasa los 60 años de edad.

Hoy se agrega a la justificación del “bloqueo”, la existencia de la COVID-19 y se trata de mejorar la imagen alegando que se garantiza la canasta básica a precios subsidiados. Ahora bien, ¿En qué consiste esa canasta básica?, pues en 7 libras de arroz, unas onzas de granos, algo de azúcar refino y parda, un sobrecito de café y una libra de aceite cada 2 meses.

Seguir leyendo

Cultivo para no morir de hambre y no porque el Gobierno lo quiera

Con las restricciones y desabastecimientos a los que se enfrenta el país, el Gobierno, haciendo uso de un discurso populista en voces de figuras públicas, se dio a la tarea de pedir a “todos” que sembraran cada pedacito de tierra que estuviera vacío, aunque fuera en las azoteas de las casas. Algunos lo hicieron, siguiendo la orden al pie de la letra, otros, con la esperanza de que su familia no muera de hambre.

El señor Rogelio Medina, vecino del reparto 26 de Julio en Bayamo, accedió a ser entrevistado para el Observatorio de Derechos Económicos sobre este tema.

Seguir leyendo