Sobre la fuerza, el poder y la razón. ¿Quién es quién?

Desde sus inicios en el 2010 hasta enero de 2020 el sector cuentapropista ha mostrado una dinámica de crecimiento de un 59 %, que suman la cantidad de 459234 personas registradas legalmente en todo el país, sector donde se emplea el 30% de la fuerza de trabajo de la Isla y que contribuyó aportando el 13 % del Presupuesto del Estado a través del pago de obligaciones tributarias.

En 2020 el sector privado cerro el año con 459234 personas registradas legalmente como trabajadores por cuenta propia. Aunque el cuentapropismo ocupa el 13 % de la fuerza laboral ocupada, solo aportó el 10% del presupuesto general del Estado.

A pesar de su baja incidencia en el crecimiento económico del País, el sector ha tenido un impacto positivo en la oferta de bienes y servicios de consumo, así como fuente de ingresos alternativa a los deprimidos salarios y pensiones.

Anunciado el alcance de lo que el régimen cubano ha definido como política de perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia, con la novedad de la eliminación de la lista de las 127 actividades permitidas desde 2010, queda claro que en Cuba los profesionales universitarios no desplegarán todos sus capacidades y competencias. En definitivas el régimen sigue implementando contra viento y marea su modelo económico oficial plasmado en el Titulo II de la Constitución y en los lineamientos de la política económica y social del Estado, en virtud del cual la propiedad de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción es la forma de propiedad principal y la privada es dependiente y subordinada.

Por su naturaleza emprendedora, el sector privado expresa el pluralismo sumergido y constituye plataforma contracultural para la reflexión cívica. Solo en el pasado año marcado por la combinación de la crisis económica y sanitaria, el Observatorio de Derechos Económicos registró 47 eventos de protesta y reivindicación de los derechos económicos protagonizados por los cuentapropistas cubanos.

Seguir leyendo

¿Para cuándo el perfeccionamiento real del trabajo privado en Cuba?

Por su alcance la Estrategia económica y social oficial para enfrentar la situación de crisis sanitaria por la Covid-19, es ambiciosa, tal muy ambiciosa: “Producción de alimentos…fortalecimiento de la empresa estatal… unificación monetaria y cambiaria… modificación del sistema de distribución de divisas en la economía…eliminación del gravamen a la compra de dólares… canalización de las remesas en función del desarrollo económico y social…implementación del mercado de deuda pública con participación de diversos sectores… industria nacional como principal proveedor de bienes y servicios que demanda la economía… exportación de todas las formas de gestión a través de empresas de Comercio Exterior…perfeccionamiento del trabajo del sector no estatal, con prioridad inmediata en la ampliación del trabajo por cuenta propia, de quitarle trabas…(…).”

Transcurridos 7 meses de la publicación del paquete de reforma, y en el contexto de la polémica Tarea Ordenamiento, fue noticia relevante para Cuba, y más allá de sus fronteras, el anuncio por las autoridades del perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia, al quedar eliminada la restrictiva lista de 127 actividades permitidas desde 2010, y las modificaciones en el sistema tributario.

Con referencia en el Clasificador Nacional de Actividades Económicas (CNAE) (http:www.onei.gob.cu/node/14808) la lista de actividades permitidas se extiende alrededor de 2.000, dejando en 124 ocupaciones limitadas o vedadas entre las que sobresale la educación y la salud, estandartes ideológicos del socialismo cubano.

En voz del viceprimer ministro Alejandro Gil, “para elaborar la política de perfeccionamiento se consultó a los ministerios, empresarios estatales y actores de ciencia”, dejándose al margen los cuentapropistas cubanos y otros trabajadores privados directamente afectados por las medidas tomadas y por la COVID-19, en momentos de debilidad de la economía y de vulnerabilidad macroeconómica que trajo consigo una combinación de choques externos e internos, causa de la mayor crisis económica y social del país en tres décadas, con efectos muy negativos en el empleo, pobreza y la desigualdad.

Seguir leyendo

Sin electricidad no hay desarrollo posible

Funcionarios del monopolio eléctrico cubano, Unión Nacional Eléctrica (Une), anuncian con bombo y platillos que “Tras la implementación de las nuevas tarifas para el servicio de electricidad en Cuba, como parte del proceso de ordenamiento monetario, disminuyó en enero el consumo en La Habana.”

Leisy Hernández González, directora comercial de la Empresa Eléctrica en la provincia, precisó que la actual tarifa está diseñada para promover el ahorro, pues mientras más se consume, más caro resulta el kilowatt/hora. La funcionaria enfatizó que las actuales tarifas en todo caso obligan al ahorro.

Y ahí radica el problema que para este observador económico no se resalta o se le presta la atención en medio de la polémica desatada con la tarea ordenamiento: El papel desestimulador de los precios de la electricidad en el consumo.

La electricidad es un servicio básico que deben consumir de una forma u otra toda la población por lo que uno de los principales indicadores de desarrollo de una sociedad es su consumo de energía. En una económica en crisis estructural por casi tres décadas, con baja tasa de crecimiento de su producto interno bruto y en consecuencia con una carencia de bienes y servicios, aumento del desempleo con el deterioro de los indicadores de pobreza y la extrema pobreza, aplicar un tarifazo eléctrico como el que produjo con la tarea ordenamiento es un sinsentido económico que atenta contra el posible desarrollo de nuestro país.

Seguir leyendo

Medidas contra la COVID 19 y afectaciones al sector privado

Tras el incremento de los casos de coronavirus en la provincia Granma, el Gobierno Provincial se ve obligado a implementar un nuevo grupo de medidas con el objetivo de tratar de frenar los nuevos contagios.

El cierre de las ventas para consumir en los restaurantes y cafeterías, la disminución notable del transporte, cierre total de municipios, comenzando por la cabecera provincial y la imposición de un toque de queda a partir de las 7:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. y la imposición de multas de gran cuantía a quienes incumplan están entre las principales medidas.

El sector estatal se afecta, aunque según la opinión de los Trabajadores por Cuenta Propia, los más afectados son ellos por no contar con ningún tipo de protección salarial cuando por obligación deben cerrar, ya sea por la disminución de las ventas, la imposibilidad de movimiento para los transportistas o el cierre total de negocios hasta nuevo aviso.

Según comentan los dueños de cafeterías y restaurantes es insostenible cualquiera de estos negocios solo con ventas para llevar, pues con el reordenamiento monetario todo triplicó su precio y no todos pueden comprar pomos de refresco o cualquier tipo de alimentos en este tipo de servicio, además de tener que inventarse para luchar contra la escasez y el asedio constante de los inspectores de Dirección integral del Inspección y Supervisión.

Seguir leyendo

Perfil del cuentapropista exitoso en Cuba

Con el fin de obtener informacion relativa a las caracteristicas que tributan al exito del trabajo en el sector por cuenta propia, se realizó un estudio para identificar las características propias de las personas que se desempeñan en esta actividad y han tenido éxitos en sus negocios.

Se trabajó con una muestra no probabilística o dirigida de 2 000 trabajadores que ejercen trabajo por cuenta propia en diferentes provincias del país; entre las que cuentan: La Habana, Pinar del Rio, Mayabeque, Artemisa, Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Santi Spíritus, Holguín, Granma y Santiago de Cuba. Considerándose los siguientes criterios de inclusión:

• Tener 3 o más años de experiencia ejerciendo la actividad cuentapropista.
• Expresar su consentimiento e interés en participar en el estudio.

Las actividades cuentapropistas agrupadas en la muestra seleccionada se relacionan con: elaborador vendedor de alimentos en cafetería, paladar, servicio de transporte de pasajeros y cargas, productor vendedor de ropa, peluquería, arrendamiento de viviendas y espacios.

Como resultados se obtuvo que la mayor cantidad de emprendedores exitosos (84%) se ubican en las provincias de La Habana, Villa Clara, Matanzas, Holguín, Camagüey y Santiago de Cuba. Priman los del sexo masculino de la raza blanca con edades entre 25 y 44 años y nivel de escolaridad entre 8vo y 10mo grados.

Los atributos que más destacan en el éxito personal de los cuentapropistas cubanos durante entre 2018 y 2020 se muestran en la siguiente figura.


Figura 1.- Atributos de exito para el trabajo por cuenta propia. Cuba 2018-2020

Los atributos presentados en el perfil, le facilitaran a los que se desempeñan en la actividad por cuenta propia poder discernir, evaluar con objetividad y tomar decisiones efectivas en escenarios caracterizados por el riesgo, la incertidumbre y complejidad, elementos indispensables para garantizar el desempeño exitoso en un entorno en el que aún prevalecen obstáculos o límites regulatorios.

Seguir leyendo

El transporte de pasajeros se complica por medidas del ordenamiento monetario

En comparecencia televisiva, el ministro del transporte, Eduardo Rodríguez informó que la política de su ministerio en el contexto de la tarea ordenamiento que pretende sanar la macroeconomía cubana de subsidios estatales contempla una subida de precios entre 300 a 500 veces respecto a 2020.en el servicio de transportación terrestre, marítimo y ferroviario realizado por empresas estatales.

Respecto a los portadores privados, el alto funcionario gubernamental afirmó que se “le diseñó” una subida de precios por el orden de entre 100 y 150 por ciento respecto al ejercicio económico precedente.

En el mismo sentido, en los primeros días del año, Jose Corneza, Jefe de la Dirección General de Transporte Provincial de La Habana, informó que en la capital el servicio de transportación de pasajeros ofrecido por porteadores privados mantenía  el mismo pasaje máximo de hasta 10 pesos por recorrido, topados en enero de 2020 sin consulta previa con los porteadores privados.

Seguir leyendo