Limitarán el nacimiento y desarrollo de las MIPYMES

Como si nada estuviera pasando en la isla, el gobierno anunció recientemente estar dando todos los pasos, para la necesaria liberación de las fuerzas productivas. La creación de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), privadas y estatales, es una realidad y fue presentada por el ministro de economía, como un “perfeccionamiento de la empresa estatal socialista y del trabajo por cuenta propia (TCP)”.

Cuba se encuentra sumida en un profundo caos económico y social, como parte de aguda crisis que viene enfrentando desde 2019 y que se agravó con la llegada de la Covid-19, el arreciamiento de las medidas de la administración Trump y la aplicación de la nefasta tarea ordenamiento.

Hoy, un TCP tiene dos y tres trabajadores y un sinnúmero de limitantes. Para que se redireccione a un MIPYMES y tenga quince, 20 o 40 trabajadores, se impone su constitución jurídica, la cual quedará lista para agosto o septiembre. Ello le permitirá, en principio, más autonomía y capacidad de gestión; parámetros que están por verse ante la escasez generalizada de bienes y servicios que presenta el país y el burocrático mecanismo de importación de insumos, que se encarece ante la nueva “penalización” del dólar, la carestía y complejidad en la adquisición de la MLC y la insolvencia del régimen para ofertarlos.

Seguir leyendo

¿Quién le pone el cascabel al alza de los precios en Cuba?

El temido efecto inflacionario que iban a tener los precios en Cuba con la reforma salarial y el proceso de Ordenamiento, está devorado todo cuando encuentra a su paso.

La escalada de precios abusivos que hoy enfrenta la sociedad cubana, se hace sentir especialmente en el mercado informal, en donde encuentras de todo como “en botica china”. En tal sentido, la máxima aspiración de la gran reforma de sueldos, de que los cubanos cubran su canasta básica con su salario, pasó a ser una utopía.

El sector de los alimentos es, presumiblemente, el más alarmante por la repercusión diaria que tiene en la mesa del cubano. Tanto es así que una libra de arroz pasó de valer 4 pesos a 60 (+1 500%), los frijoles negros de 15 a 60 pesos (+400%) y los colorados a 80 (+533%), una libra de tomates de 15 a 80 pesos (+433%), una de café de 30 a 90 o 100 pesos (+200%), el chícharo de 3 a 40 pesos (pero casi nunca hay,+1 333%), una cabeza de ajo de 2 a 10 pesos (+400%), el vaso de ají cachucha de 5 a 20 pesos (+300%), el mazo de habichuela de 7 a 18 pesos (+157%), el de zanahoria de 10 a 25 pesos (+150%), un pepino de 1.5 a 8 o 10 pesos (+433%).

La pierna de cerdo aumentó de 30 a 75 pesos (+250%), la libra de bistec de 40 a 125 pesos (+312%), la de Jamón Viking de 30 a 120 pesos (+400%), el cartón de huevos de 35 a 200 pesos (+571%), la bolsa de leche en polvo de 85 a 300 pesos (+352%).

Seguir leyendo

Cuba necesita reformas de mercado similares a las chinas

El régimen cubano insiste en la viabilidad de su modelo económico, político y social. Luego de 30 años de miserias, retrocesos y escasez, continúa subestimando las reformas de mercado aplicadas en China en 1978 que lo sacaron de la pobreza. Al parecer, a los altos decisores de la isla no les interesa el despunte económico prometido sino, seguir enarbolando riquezas personales a través de la pobreza y el sometimiento del pueblo cubano.

En la actualidad nadie se cuestiona el despunte económico que han alcanzado los asiáticos en materia económica durante las últimas 4 décadas. Al contrario, lo que acá muchos se preguntan es ¿por qué no podemos implementar medidas similares a las chinas cuando siguen siendo un país socialista, identificado con los ideales marxista-leninista y rectorado por un único partido comunista?

Las reformas implementadas hace 43 años por Deng Xiaoping marcaron el punto de partida de la modernización china. Las políticas implementadas por Mao Tse Tung en 1958 y 1966 que sumieron al país en grandes hambrunas, fueron suficientes para darle un giro radical a la economía.

Seguir leyendo

¿Ha traído progreso a cuba la nueva constitución?

Para muchos incrédulos o mejor dicho, ilusos; la aprobación de la más reciente ley de leyes traería progreso al país. Así constó en varios de los eslóganes promovidos a lo largo y ancho de la isla con la única finalidad de hacer campaña para que acudiesen en masa al plebiscito. Sin embargo, a poco más de dos años vale preguntarse, ¿de qué progresos hablamos?

La primera de las necesarias aclaraciones para ese grupo de soñadores es que no puede haber progreso en un país donde sólo han sido añadidas, suprimidas o modificadas algunas leyes y no el sistema imperante. La Constitución solo vino a representar y defender aún más los intereses del Estado y no los del pueblo, que es igual a decir, la supervivencia del régimen y la irrevocabilidad del socialismo.

Si bien para su aprobación, se escuchó el criterio de millones de cubanos sin que estos necesariamente fueran tenidos en cuenta, la Constitución fue un timo. A pesar de no cumplir con los estándares internacionales en materia de derechos humanos (aunque muchos están incluidos sin que se respeten), la mayoría de antillanos la aprobó pensando que ello mejoraría su nivel de vida.

Seguir leyendo

La corrupción administrativa en Cuba

La corrupción administrativa de cuadros del Estado y del Gobierno está entre los peores males que tiene el régimen socialista. Alimentado como si fuera inherente al sistema, su impunidad ha acrecentado las brechas sociales, ha facilitado el desvío de recursos y ha constituido de los principales causantes de la miseria, las ilegalidades y el subdesarrollo del país.

Antes de la “situación coyuntural”, de las arremetidas tele-policiales y de la Covid-19, era muy común escuchar en nuestras calles vendedores ambulantes pregonando desde palitos de tendederas hasta elefantes color rosa. Estas acciones de ventas ilícitas han constituido históricamente punto de partida de numerosos hechos delictivos motivados en su cadena, por las penurias famélicas que sufre un sector de la población y las grietas de un sistema que posibilita lucrar robándose a sí mismo.

Los cuadros del Estado y del Gobierno, designados por el régimen para velar por sus recursos e intereses, son los principales coautores de las ilegalidades que pululan por todo el país. Los tipificados hechos en el código penal de prevaricación, cohecho y abuso de autoridad, se han vuelto una manera de obtener sustento económico. Así, los delitos contra los derechos patrimoniales y laborales, el uso indebido de recursos financieros y materiales, infracciones de las normas de protección al consumidor, etc. pasan impunes ante el Estado y pueblo, quien comienza a ver como normal, no virar del trabajo con las manos vacías.

Seguir leyendo

Se viene abajo la cría familiar de cerdo

Cada vez son más, los económicos y especialistas que vaticinan un panorama alimenticio aún más complejo para la isla. Los estragos iniciados con la situación que no ha dejado de ser coyuntural y que se agudizaron con la Tarea Ordenamiento y la Covid, han arremetido fuertemente contra la cría y ceba de cerdos, un negocio que más allá de ser el sustento de muchas familias, constituía el principal suministrador de carne a cerdo a la población.

La escasez de piensos para cerdos ha sido el principal detonante de esta compleja situación que también ocasiona estragos en los convenios porcinos estatales. La falta de liquidez con que importar maíz ha puesto de manifiesto una vez más, la ineficiencia e improductividad de los campos cubanos. Muchos productores han tenido que recurrir a las tiendas en MLC para adquirir piensos y luego revenderlos, ya sea en el mercado negro o cuando le asignen lo contratado con Porcino.

Así lo corroboró Gelma (Grupo Empresarial Logístico del MINAG), al declarar que el pienso figuraba entre los principales insumos y equipos agrícolas de mayor demanda en el mercado de MLC. En Mayabeque el saco de pienso se cotizaba a 1 200 pesos mientras que en Santiago de Cuba ascendía a 1 500 pesos. Antes del 1ro de enero de este año, la lata de pienso, salvado con pienso o trigo molido costaba entre 120 y 150 pesos. Luego de cinco meses ese precio se ha triplicado.

Seguir leyendo