La Evasión Fiscal en Cuba

Lina Peraza, ministra cubana de finanzas y precios, informó en Reunión de Presidentes de las Asambleas Provinciales del Poder Popular, que en el ejercicio fiscal de 2016 en Cuba “se cobraron 142 500 multas, por un importe de 22,8 millones de pesos sobre la evasión de impuestos en sus vertientes de fuentes de ingresos a los presupuestos locales y de enfrentamiento a la impunidad.”1

Seguir leyendo

Violan derecho al trabajo de pobladores de un barrio marginal de La Habana

 

San Miguel del Padrón es uno de los municipios periféricos de La Habana. Y es conocido por ser el territorio de Cuba con el mayor índice de delictividad por habitantes, con una población mayormente afro descendiente, obrera y con una fuerte emigración procedente de la región oriental.

Pero, lo que nacionalmente hace famoso el lugar es la renombrada Candonga de la Cuevita, “mercado” donde trabajadores privados “comercializan” toda suerte de bisuterías, talabartería y artículos para uso del hogar, tanto para la población capitalina como para cientos de cuenta propistas de las provincias cercanas.

Seguir leyendo

Los afrodescendientes y el trabajo por cuenta propia en Cuba

“La Revolución cubana puede ser reversible, no sólo por la amenaza externa de los EEUU., sino también por problemas internos.”
Fidel Castro Ruz1

Introducción

Cambios urgentes, profundos y simultáneos en las relaciones de producción, de poder y las humanas se reclama para todos los órdenes de la realidad social: desde la  implementación de un modelo económico con características nacionales que responda a un estado de derecho, pasando por la implementación de una coherente estrategia de promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas aquellas personas que se sientan cubanos y cubanas, independientemente del lugar donde residan, hasta la salvación del ‘alma de la nación’ con la cura definitiva de las enfermedades sociales relacionadas con la  seguridad nacional tales como la violencia, la marginalidad, la discriminación por género, orientación sexual o color de la piel las que, sin un tratamiento consiente y responsable, impedirán la construcción en Cuba de una sociedad democrática y sostenible.

Es decir, lo que la sociedad cubana2 espera de las autoridades estatales no son meros cambios comunes sino innovaciones profundas en su forma de pensar y actuar. Pero actuar innovadoramente en la Isla supone implementar medidas en todos los órdenes de la sociedad que al Estado cubano no le importa ejecutar por sus implicaciones. Aún percibiendo las urgencias del momento histórico, el liderazgo político gubernamental busca frenéticamente nuevos paradigmas para orientarlos hacia la preservación del fallido sistema generador de pobreza, desigualdad social y desaparición cultural.

Seguir leyendo