El Trabajo por Cuenta Propia, una alternativa de empleo en Cuba

Rómulo Ceballo Batista es un artemiseño jubilado hace varios años. Un día decide reiniciar nuevamente la vida laboral, ya que su único hijo falleció y este quedó prácticamente desprotegido, pues gana una pensión de 242 pesos lo que equivale a 9 dólares al mes. Dicha pensión no le alcanza para casi nada y tiene grandes carencias.

En los meses de octubre y noviembre recorrió en busca de trabajo varias entidades, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, las oficinas de los Trabajadores Sociales y fue en vano.

Cuando sus esperanzas parecían estar perdidas, pasó por un lugar donde vive un Trabajador por Cuenta Propia el cual se dedica a vender plantas ornamentales y medicinales. Entró a ver las ofertas del dueño de aquel vivero de plantas y le contó con tristeza su situación. Desde ese día Rómulo se reincorporó al trabajo en el vivero “La semilla”. Allí permanece regando las plantas con agua, echándole abono y cuidando que no se las roben. Recibe una remuneración acorde a su trabajo y sobre todo,,, se siente vivo nuevamente.

Siempre hay una salida a nuestros problemas, cuando menos lo imaginas aparece una alternativa.

También te puede interesar