Entrevista a un funcionario del Ministerio de Transporte

En mi viaje de 20 horas a la provincia de Santiago de Cuba, ubicada en el oriente del país, tuve la posibilidad de viajar sentado junto al ingeniero Norberto Rodríguez, quien labora como especialista en la Dirección de Transporte Automotor del Ministerio del Transporte, con el cual tuve la posibilidad de establecer la siguiente conversación. Para que ello fuera posible, concurrieron dos circunstancias: Nunca supo mi verdadera identidad y su agotamiento por el atraso del tren.E.- ¿Qué funciones realizan ustedes en el tren?

N.- Supervisamos que todo funcione en orden y si existe algún problema con los pasajeros y personal de servicio, tratamos de intervenir y si tenemos respuesta o solución al mismo la damos.

E.- ¿Pero entonces qué papel juega la policía?

N.- Está para velar que no se ingieran bebidas alcohólicas, ni se porten armas o se formen disturbios o discusiones.

E.- ¿Y con lo que observan ustedes que hacen?

N.- Al llegar a La Habana hacemos un reporte con las incidencias: si hubo atrasos a la salida y llegada del tren, el funcionamiento de la merienda, inquietudes o criterios de los pasajeros, actuación de las ferromozas si dan bien las orientaciones, comportamiento de los conductores, etc.

E.- ¿Y eso conduce a algo, es decir, se toman en cuenta sus opiniones, se les retroalimenta después?

N.- Bueno, a decir verdad, ni sé qué hacen. Yo llevo ya 6 tres meses montándome en los trenes, fundamentalmente me he mantenido en el itinerario La Habana – Santiago y ya he hecho varios informes, pero no me han retroalimentado de nada. Algunas de las problemáticas que he elevado he visto muy poca mejoría. Mira, este problema tuyo ya lo presencié una vez, lo elevé y mira se volvió a dar.

E.- ¿Entonces me está diciendo que no haga la queja?

N.- Si, ve, a lo mejor te atienden y te dan a respuesta adecuada.

E.- ¿Y qué opinión le merece lo que ha estado diciendo el Ministro de Transporte en las mesas redondas1 sobre el mejoramiento del transporte?

N.- Bueno, entre nosotros, estoy escéptico, el transporte público no se mejora en muchos años. Para ello se necesita una inyección de millones, que no tenemos ni vamos a tener.

E.- ¿Entonces porque se dicen mentiras?

N.- No creo que el Ministro diga mentiras, lo que pasa es muchos de los de abajo sueñan mucho, no tiene los pies en la tierra y los cálculos, mi hermano, lo hacen en base no sé a qué.

E.- Oiga, si usted que trabaja en el ramo opina así, qué dirán los demás.

N.- Es que el pueblo de Cuba confía en sus dirigentes y a veces esta es una manera de alentarlos.

E.- Me disculpa usted, pero así no llegaremos a ningún lugar y al final los que sufrimos somos los de a pie, porque los que trazan las políticas tienen carros a su disposición, los pasajes sin problemas y así es rico pensar y proyectar ideas.

En ese momento, daban las 4:00 am y llamaron a Norberto en otro coche. Entonces el sueño me derrumbó y al despertar ya casi llegamos a nuestro destino.

Días después pensando en la casa retomé estas ideas y dije para mi yo interno…que jodidos estamos los cubanos, los de a pie, los que sufrimos el día a día…. y después pensé…. No te preocupes nuestro día mejor llegará.

  1. Programa del monopolio estatal de medios de comunicación que funciona como plataforma para la comunicación institucional publica del gobierno cubano.

También te puede interesar