¿Inflación importada?

El gobierno cubano establece medidas para ejercer el control de los ingresos en divisas adquiridas por el sistema empresarial nacional y enfrentar la crisis financiera actual, que deteriora el consumo.

El Ministerio de Economía y Planificación publicó la Resolución 114/2020, donde aprobó las normas para la distribución del ingreso que recibe el sector privado en los procesos de exportación e importación.

Las empresas estatales exportadoras han de trasferir a los nuevos empresarios privados nacionales el 80% del ingreso percibido en MLC; mientras, el 20% restante en CUP.

Para las importaciones, el precio de las mercancías o servicios pactados entre la entidad importadora y los privados se cobran en MLC desde la cuenta de esta última, creada a tales efectos u otra autorizada legalmente.

Todos los costos que cobra la entidad autorizada a realizar actividades de comercio exterior a las formas de gestión privadas, se han de realizar en pesos cubanos (CUP) excepto el margen comercial.

La Resolución 138/2022 del Ministerio de Finanzas y Precios prorrogó hasta el cierre de 2022 los beneficios dirigidos a las importaciones no comerciales de alimentos, aseo y medicinas como equipaje acompañado de pasajeros.

Se exime del pago del Impuesto Aduanero, la importación de estos productos, por entidades estatales y asociaciones económicas internacionales que agrupan a las empresas mixtas y contratos de asociación económica internacional.

Además; del pago del Impuesto Aduanero a las entidades autorizadas a prestar el servicio de importación a las formas de gestión no estatales, por la importación de insumos y materias primas que realicen para sus actividades.

El Viceprimer Ministro Alejandro Gil anunció en la quinta sesión extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, la venta de MLC a las formas de gestión privadas.

Se analiza colocar un valor medio entre el tasa de convertibilidad del mercado informal (actualmente 1 MLC x 125 CUP) y aquella fijada por el Banco Central de Cuba (1 MLC x 25 CUP).

También; el titular de economía mencionó que se persigue disponer de un mercado cambiario nacional e iniciar posteriormente – de manera gradual – la venta de divisas a la ciudadanía.

La intención de las autoridades es reducir los costos e incidir en la disminución de los precios de comercialización en el mercado interno; tras el impacto negativo de la Covid-19.

Sin embargo; se desconoce las afectaciones provocadas por la Tarea Ordenamiento que a través del MLC introdujo un proceso inflacionario, deteriorando el CUP frente al USD y el EURO.

Y la caída de las monedas extranjeras en el mercado internacional; así como, el encarecimiento de la oferta de bienes y servicios, han derivado en un aumento de precios en las tiendas en MLC.

Ante el fenómeno; habrá que devaluar aún más el CUP para abaratar los costos de mano de obra, impulsando una convertibilidad de 1 MLC x 250 CUP, como vía para hacer frente a la demanda interna.

Para hacer frente a la falta de oferta deberán crearse Zonas Especiales de Desarrollo al interior de la Isla, donde han de suceder alianzas entre inversores extranjeros y privados nacionales.

También te puede interesar