Se acentúa la falta de alimentos en el Oriente cubano

Solo se necesita hacer un recorrido por las tiendas recaudadoras de divisas, TRD, de esta oriental provincia cubana para apreciar cómo está la situación alimenticia: estantes y neveras vacías, incremento de precios de la carne de cerdo y la escasez de todo tipo de productos cárnicos.

A su vez comienzan a funcionar las restricciones de compra anunciadas en agosto del 2019 cuando comenzó lo que eufemísticamente los personeros del Gobierno cubano dieron en llamar “Periodo Coyuntural”, entiéndase: en el entorno de racionamiento actual los clientes solo tienen derecho a comprar dos paquetes de pollo, dos paquetes de salchichas o dos paquetes de hamburguesas. Como medida regulatoria: “… a todo aquel que infrinja este reglamento será multado y se le retirará el excedente de compra”, y el trabajador de las tiendas que facilite la ocurrencia de dichos ilícitos “será expulsado inmediatamente de su centro de trabajo.”

Mirla Rivero,  cliente de una de las TRD de Las Tunas, comentó: “ No hay de nada, cuando aparece pollo las colas son interminables y ponen policías a velar que nadie compre más de lo que se permite,  estamos muy cerca de vernos igual que en los principios de los ‘90 cuando el periodo especial,  lo peor es que no hay alimentos pero tampoco con que elaborarlos,  el gas está cada vez más difícil y las resistencias de hornillas eléctricas hace mucho desaparecieron,  ahorita vamos a tener que comernos el dinero que tengamos por que no habrá otra cosa“.

El Observatorio de Derechos Económicos nos da la oportunidad de tener en las manos la información de lo que ocurre día a día en toda Cuba en este y otros ámbitos de noticias. Quien escribe, estará al tanto del acontecer diario de la crisis que está enfrentando esta región del país con el objetivo de mantener al pueblo y el mundo informado.

Las Tunas, 22 de enero de 2020

También te puede interesar