Transportistas privados. Realidad cotidiana

De la región oriental, Holguín es una de las provincias más presencia de transportistas privados, sin embargo, en los últimos días su desarrollo se ve afectado por la persecución constante de inspectores y policías. La finalidad es, según el Gobierno provincial, la lucha contra las ilegalidades, pero, en opinión de este observador económico, la realidad dista mucho del propósito.

Con la entrada en vigor en 2019 de varios instrumentos jurídicos de diversa jerarquía, los transportistas velan todo el tiempo por el buen funcionamiento de sus medios de trabajo y sustento, muchos dejan de trabajar durante días para mejorar el buen funcionamiento y evitar las multas de alta cuantía a las que siempre están expuestos.

Frank Guerra, dueño y chófer de un camión de transporte de pasajeros, comentó: “ es imposible trabajar de esta manera,  nos paran por gusto,  hace dos días una funcionaria de la policía motorizada me indicó que me detuviera,  me pidió los documentos y sin decir nada me comenzó a aplicar una multa,  cuando le pregunté el porqué me dijo que la rueda trasera estaba floja, fui inmediatamente para la casa del mecánico,  revisamos todo y al final la multa fue injusta, pero reclamar es perder el tiempo “.

Los bicitaxistas, cocheros y motoristas privados son los más perseguidos dentro del sector del transporte, diariamente a muchos se les retira la licencia por siete días, los multan y luego sus medios de trabajo son llevados al depósito de la policía dónde permanecen por el tiempo que ellos decidan, en este lugar los transportistas están obligados a pagar diariamente entre 30 y 40 pesos según el tamaño del medio de transporte

Elba Suárez, cochera de profesión, dijo: “ nos tienen pasando trabajo para poder trabajar, nos paran por gusto,  según ellos para una inspección de rutina pero se demoran mucho tiempo,  en ocasiones los clientes se bajan y toman otro transporte,  los inspectores y policías nos conocen y saben quién está ilegal y quién no, pero eso no les importa, en este municipio solo somos tres mujeres cocheras,  nos conocen,  a mí me han parado en un día tres veces en lugares distintos para lo mismo,  así es imposible “.

También te puede interesar