Desamparo de un cuentapropista

Ernesto Perdomo Verduy tiene 50 años de edad. Lleva 8 años laborando como trabajador por cuenta propia en la cafetería El Rosal, de la cual es dueño, ubicada en el capitalino municipio de Centro Habana. Es titular de la licencia de panadero dulcero. En estos momentos por la compleja situación epidemiológica de la pandemia de Covid 19 están vendiendo productos solo para llevar y las ofertas de dulces han disminuido por las limitaciones que presentan para adquirir los insumos tales como harina, azúcar, huevos, maslos como el aumento de los costos de los servicios básicos como la electricidad y el agua.

El establecimiento El Rosal siempre se mantiene limpio, incluyendo el mostrador y el centro de elaboración, y aunque han recibido muchas inspecciones y visitas nunca se han presentado problemas.

Se queja de que en el mes de enero en múltiples ocasiones ha sufrido el acoso de inspectores de la Dirección Municipal de Trabajo y Seguridad Social de Centro Habana, quienes han querido imponerle multas alegando problemas con los documentos, falta de higiene o lo que se les ocurra, queriendo cobrar multas excesivas o pagos de dinero para no hacerlo. Siempre vienen con mala forma e incluso exigen que le demos dulces.

Seguir leyendo

La Agricultura cubana, vitrina de la ineficiencia socialista (I Parte)

La producción agrícola ha constituido a lo largo de la historia de nuestro país un sector muy importante de la economía nacional por el número de personas y familias que trabajan y dependen económicamente de esta actividad.

Mucho se ha juzgado sobre la supuesta deformación de la estructura productiva y las consecuencias del latifundismo para la agricultura cubana, sin embargo, se ha intentado desconocer los niveles de producción y exportación logrados en la década del cincuenta en renglones como la azúcar, las hortalizas y los frutales.

El voluntarismo, la introducción e imposición de nuevos renglones productivos, diferentes de los que tradicionalmente se habían desarrollado en nuestro país, como el café y el gandul, junto a la creación de los llamados planes integrales, provocó la destrucción de la mayor parte de las fincas especializadas en la producción ganadera y arboledas de frutales que durante cientos de años habían fomentado los propietarios.

Para recuperar los daños causados por la economía socialista en el agro cubano, se ha intentado recuperar la producción de frutales con la entrega a los campesinos y productores privados de tierras ociosas que se encontraban improductivas en manos de las empresas estatales.

Partiendo del criterio de que las relaciones de propiedad conforman el núcleo de las relaciones de producción que caracterizan a cada modo o sistema de producción y, que de ellas dependen el resto de las relaciones sociales que se establecen dentro de sociedad, se ha intentado lograr una transformación de la agricultura cubana, desconociendo, como se demuestra hoy, el papel del mercado como elemento decisivo en la determinación de los precios, condicionados por relación entre la oferta y la demanda.

Seguir leyendo

¿Y ahora qué hago?

Carmen Rosa Estévez Linares, tiene 57 años de edad, es graduada de técnico medio en contabilidad y finanzas. Lleva 5 años trabajando en la Consultora Alca, especializada en consultoría económica.

Desde que labora en este grupo ha devengado un salario mensual de 400.00 CUC, que llevados a la tasa de cambio de 25.00 equivalen a 10 000.00 cup. Con el ingreso percibido en estos años le posibilitó realizar reparaciones a la vivienda y adquirir algunos efectos electrodomésticos, además de garantizar la alimentación y compra de ropa, calzado y útiles escolares para sus hijos, lo cual tributo a mejorar su calidad de vida.

Como resultado de la denominada Tarea Ordenamiento Monetario, algunas de las empresas que contrataban los servicios de consultoría le informaron al Gerente del Grupo consultor que ya no podían pagar el mismo monto, por lo que el mismo se vio obligado en primer lugar a disminuir los salarios a 5 000. 00 cup y, a su vez, reducir plantilla.

Seguir leyendo

Valor del dinero, una reflexión colectiva

Tras más de 20 días del día “0” y de la entrada en vigor de la Tarea Ordenamiento, los ciudadanos cubanos de a pie no nos a los altos precios que ha cobrado la vida.

Algunos dicen que es un tema de números, de adaptarse a los números. Que para eso subieron los salarios, las pensiones y las jubilaciones. Pero no deja de ser un impacto grandísimo cuando compras una Col en un Mercado Agropecuario Estatal, una simple col, y tienes que pagar por ella 48.00 pesos. Lo mismo ocurre con la calabaza, una simple calabaza te puede costar 52.00 pesos.

Un dulce que en diciembre lo comprabas a 1 o 2 pesos, hoy es a 5 o 6. La pizza de 10, 12 o 15, hoy es a 30.00 o 40.00 pesos, incluso a más.

Los productos de la canasta básica normada que se entregan en las bodegas por la libreta de racionamiento tienen precios de infarto, me comenta una vecina de 10.00 y tantos años. Y la calidad continúa igual de mala. Me ofrece su libreta para que compre para mi consumo el picadillo normado ya que ella no está dispuesta a pagar 15.00 pesos por una libra y dan a media libra por consumidor. Producto este que luego de comprarlo notamos realmente la mala calidad. Una masa muy líquida, con olor ácido y un color entre rojo y verde.

Seguir leyendo

Mercado mayorista para cuentapropistas y cooperativistas opera en dólares

En el año 2011 aparece el lineamiento 249 de la política económica y social en el que concibió la apertura de mercados de aprovisionamiento que vendan a precios mayoristas y brinden los servicios de alquiler de medios y equipos, sin subsidio, a los cuentapropistas y cooperativas no agropecuarias. Para lograrlo el Gobierno cubano debía destinar recursos por 300 millones de dólares para la apertura de dichos mercados. Los costos resultaron el pretexto para no hacerlo.

Luego de años de reclamos, es en 2020 cuando inicia las operaciones en La Habana el primer mercado Mercabal del país con contratos con algunos cuentapropistas y cooperativistas seleccionados. A la par, se autorizaron entidades estatales a vender productos y servicios especializados como químicos, servicios de montacargas, telecomunicaciones, etc.

Hoy existen en casi todas las provincias y hasta diciembre pasado se había alcanzado 110 millones de pesos en ventas en 14 establecimientos. Mercabal es la única opción legal de compras para las mayorías de las actividades privadas autorizadas.

Seguir leyendo

Desabastecimiento alimentario en el Oriente de Cuba

Mariela Gómez, de la Dirección provincial de finanzas y precios de la provincia de Holguín informó en el noticiario de Canal Caribe del Sistema informativo de la Televisión cubana (monopolio estatal) que, hasta el 6 de enero y en el marco de la tarea ordenamiento monetario, se han realizado más de 500 acciones de inspección estatal en los 14 municipios de la oriental provincia.

Los funcionarios de la Dirección Provincial de Supervisión, DIS, han sido acompañado por comisiones integrales integradas por el DIS y militantes del Partido Comunista de Cuba, los sindicatos oficialistas y de otros factores de la comunidad.

Añadió que en el mismo periodo del año se han impuesto en la provincia multas por un valor de 1 millón 230 mil pesos, siendo los trabajadores por cuenta propia el 80% de los sancionados por vender a precios “especulativos y excesivos”.

A pesar de que el sector privado es responsable del 80 % de la producción nacional de alimentos, está excluido de los canales de distribución por lo que el escaso balance de productos agropecuarios disponible se distribuye únicamente por los canales de comercialización estatal, a saber: Empresa de Mercados, Empresa Acopio y el Ejercito Juvenil del Trabajo.
Este observador económico fue informado que en ninguna ciudad de la provincia holguinera hay ofertas de viandas y hortalizas debido al desabastecimiento de los mercados estatales y por insatisfacción de los privados con los altos costos de los aprovisionamientos por la no apertura de los mercados mayorista Mercabal en proceso de adecuación de los precios de comercialización en el entorno de la reforma monetaria macroeconómica.

Santiago de Cuba. Empresa de Comercio y Gastronomía en Granma vende carne de cerdo a 85 pesos la libra.

En la carnicería ubicada en Avenida Perucho Figueredo, esquina 26 de Julio, ciudad de Santiago de Cuba, la Empresa de Comercio y Gastronomía de esta provincia intentó comercializar carne de cerdo a un precio de 85 pesos por libra.

Como sucede en el país ante el desabastecimiento crónico de alimentos y otros productos básicos que afecta gravemente a la población cubana, la cola se organizó desde horas tempranas de la mañana. Los vecinos y personas que pasaban por el lugar preguntaban y se iban quedando para comprar aún sin llegar el producto y sin saber el precio, para todos sería más barato que en la calle pues era un establecimiento estatal quién vendería.

Para sorpresa de todos, el carro con la distribución llegó a las 8:10 de la mañana y descargó rápidamente las bandas de cerdo que se pondrían en venta. No fueron pocos los indignados y que protestaron cuando supieron que el precio de la libra de cerdo se vendería a 85 pesos.

Dos puntos a tener en cuenta en el descontento con el precio son: en fechas anteriores al fin de año, en este local se vendió carne de cerdo a 30 pesos la libra, y en el mercado negro se vende a 65.

El dependiente de la carnicería rápidamente explicó que no era quién ponía los precios, que estos venían fijados antes de que llegara la carne. Resultado. A pesar de los escases, y el alto precio de venta, solo unos pocos consumidores alcanzaron comprar el alimento.

Santiago de Cuba. Denuncian en redes sociales desabastecimiento total en el municipio Palma Soriano.

Pobladores del municipio Palma Soriano, en la provincia Santiago de Cuba, denunciaron en la plataforma Facebook el desabastecimiento total que tienen desde el día 1 de enero, día en que comenzó el Ordenamiento Monetario en Cuba, como parte de la Estrategia económica y social para enfrentar la situación de crisis sanitaria por la covid-19.

En llamadas realizadas por él Observador de Derechos Económicos de la región oriental se conoció que los agros mercados, cafeterías estatales y demás centros de ventas de alimentos estaban cerrados y desabastecidos.

Seguir leyendo