Dantesco actuar de la ONAT

Cuando uno piensa que ya lo ha visto todo en Cuba, siempre aparece algo más desconcertante. Es impresionante el descontrol que existe a nivel institucional en el Estado cubano y el caso que traigo hoy es una evidencia de ello.

En días pasados 2 funcionarios de la Oficina Nacional de Administración Tributaria, ONAT, de la Provincia de Matanzas, Cuba, llegan al edificio multifamiliar donde resido, tratando de localizar a una persona que según registros tiene su residencia permanente en el inmueble. El motivo por el que están localizando a Letis Rodríguez Nieves en la Calle 115 No. 33003, apto C-6, es porque la misma tiene una licencia para ejercer el Trabajo por Cuenta Propia y no ha entregado la Declaración Jurada del año 2016.

Por increíble que parezca ya Letis no es vecina nuestra. Ella emigró legalmente en mayo del 2011 hacia EEUU, donde reside de forma permanente con sus 2 hijas que se fueron antes que ellas. Lo más asombroso del tema es que para poder salir del país de la forma que ella lo hizo, debió entregar, como establece la Ley,  un certificado de la ONAT de que no tiene deudas pendientes con el Estado. Pero varios vecinos conocemos que cuando ella empezó con los trámites de la salida de Cuba, entregó su Licencia de Trabajo por Cuenta Propia.

¿Qué registros y controles serios lleva la ONAT para cometer tan espeluznante error? Sin dudas Dante encontraría en la ONAT argumentos para idear otro círculo infernal.

 

 

También te puede interesar