Multa ilegal

El pasado lunes 7 de agosto de 2017 se persona una inspectora de la campaña contra los vectores, en la vivienda del jubilado Andrés Pérez Gómez, vecino del Reparto Armando Mestre en Matanzas, Cuba. Durante la inspección detecta 2 larvas de mosquito en el recipiente de agua de la mascota de la casa (un perro). De inmediato le comunica a Andrés que le impondrá una multa pero que no traía talonario. Que vendría al otro día. A lo que él fue receptivo y delante de la propia inspectora lavó el recipiente.

Al otro día por la tarde (8-agosto-2017) se presenta la inspectora con otros 2 inspectores y le impone la multa al viejo Andrés que ahora tenía que sacar 50 pesos de su cobro mensual que es de 325 pesos, para pagar la multa. Le aplica el Decreto 272, artículo 18 r, perfectamente aplicable para el caso. Pero se cometió un error garrafal.

Al conocer del hecho por una vecina localizamos a Andrés y lo apercibimos de la violación que se cometió con él. Brindándole la asistencia técnica requerida y de inmediato se presentó a pagar la multa y a entregar la reclamación en un escrito que le preparamos. De mala gana le aceptaron la reclamación en la sede de Higiene y Epidimiología Municipal y le comunicaron que le darían respuesta.
Para sorpresa de Andrés el lunes 14 de agosto se presenta la misma inspectora que le puso la multa acompañada de una supervisora para entregarle la respuesta a la reclamación en la que se declara con lugar la misma.

Según el Decreto Ley 99/87, que regula las Contravenciones Personales. En su artículo 39 dice muy claramente: “Las Contravenciones prescribirán de inmediato, al no proceder contra ellas cuando sean conocidas al momento mismo de su comisión…”. En eso basamos el escrito. A ningún ciudadano se le puede poner una multa porque pisó el césped de un parque 3 días atrás, o porque iba a exceso de velocidad el martes de la semana pasada o porque ayer, ese vendedor ambulante tan maltratado por los inspectores, estaba parado debajo de un árbol.

Se trata simplemente de combatir con sus propias arma legales un sistema que ya se ha vuelto insostenible.

También te puede interesar