¿Qué reclaman los cuentapropistas cubanos? Menos impuestos, acceso a internet, menos inspecciones y licencias más fáciles

El Instituto Internacional Republicano (IRI, por sus siglas en inglés) ha publicado los resultados de su encuesta sobre trabajadores privados y emprendedores, realizada en el interior de Cuba. Sus datos se asemejan a los obtenidos en la encuesta que el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) realizó recientemente en la Isla y que puede consultarse aquí.

Continue Reading

Ciudadanos de tercera, turistas de segunda

En la madrugada del domingo 30 de marzo de 2008 entraba en vigor el libre acceso de los nacionales cubanos a los hoteles de su propio país, algo que hasta esa fecha les estaba prohibido.  La prensa internacional dio amplia difusión a esta medida estrella del entonces recién presidente, Raúl Castro, que eliminaba una restricción odiosa propia de un régimen de apartheid. Atrás quedaban las tristes escenas de extranjeros que no podían invitar a sus amigos o familiares cubanos a pernoctar en un hotel, o a acompañarle en las instalaciones de esparcimiento del mismo.

Continue Reading

Dos salidas de escape

El modelo económico, político y social cubano, padece una enfermedad terminal hace ya más de cinco décadas. Su estado de mayor gravedad fue sin dudas la crisis de los 90, tras el repentino abandono del desaparecido Campo Socialista y el agravamiento de las contradicciones internas propia de erradas decisiones en la construcción de una estructura económica coherente y efectiva. El arribo a la segunda década de los años 2000, trajo igualmente retos, que desencadenaron en la decisión de permitir la práctica sistemática de actividades privadas, con carácter limitado y la presencia del mercado bajo los límites de la planificación centralizada y socialista.

Continue Reading

Fuerte crecimiento del turismo interno cubano

El turismo nacional ha tenido un crecimiento meteórico en los últimos años 9 años. En el 2016 se hospedaron en los hoteles de la isla 991,122 cubanos, estableciendo un record en la historia turística del país. Esta cifra es más notable aun si tenemos en cuenta la subida de precios que tuvo el mercado turístico de la isla por el efecto de la avalancha de turistas norteamericanos, donde los precios por habitación subieron en más de un 95% como promedio con respecto al año anterior.

Continue Reading

Tempestades y sequías de la economía cubana

El año 2016 termina y los indicadores económicos así como la situación social en general que se devela no es para nada esperanzadora. Varios son los elementos que parecen desmoronarse en la breve y muy bien construida intervención del Ministro de Economía y Planificación de Cuba, Ricardo Cabrisas, quien presentó ante los diputados a la Asamblea Nacional de Cuba algunas informaciones y pocas soluciones a los terribles problemas estructurales de carácter económicos que azotan a la isla. De esta manera ya se acepta públicamente por las más altas instancias del Estado cubano la presencia de una fuerte depresión en la Isla.

Antes de comenzar cualquier análisis u ofrecer alguna valoración sobre los escasos indicadores económicos ofrecidos por las autoridades o las problemáticas que afecta la economía de esta nación, propongo sentar bases conceptuales que faciliten la comprensión, el análisis y sobretodo la crítica que este autor pretende realizar sobre esta información oficial ofrecida por el Gobierno de la Isla.

Continue Reading

Los afrodescendientes y el trabajo por cuenta propia en Cuba

“La Revolución cubana puede ser reversible, no sólo por la amenaza externa de los EEUU., sino también por problemas internos.”
Fidel Castro Ruz1

Introducción

Cambios urgentes, profundos y simultáneos en las relaciones de producción, de poder y las humanas se reclama para todos los órdenes de la realidad social: desde la  implementación de un modelo económico con características nacionales que responda a un estado de derecho, pasando por la implementación de una coherente estrategia de promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas aquellas personas que se sientan cubanos y cubanas, independientemente del lugar donde residan, hasta la salvación del ‘alma de la nación’ con la cura definitiva de las enfermedades sociales relacionadas con la  seguridad nacional tales como la violencia, la marginalidad, la discriminación por género, orientación sexual o color de la piel las que, sin un tratamiento consiente y responsable, impedirán la construcción en Cuba de una sociedad democrática y sostenible.

Es decir, lo que la sociedad cubana2 espera de las autoridades estatales no son meros cambios comunes sino innovaciones profundas en su forma de pensar y actuar. Pero actuar innovadoramente en la Isla supone implementar medidas en todos los órdenes de la sociedad que al Estado cubano no le importa ejecutar por sus implicaciones. Aún percibiendo las urgencias del momento histórico, el liderazgo político gubernamental busca frenéticamente nuevos paradigmas para orientarlos hacia la preservación del fallido sistema generador de pobreza, desigualdad social y desaparición cultural.

Continue Reading