Productos olvidados

En la central provincia de Sancti Spiritus ha aumentado la represión y vigilancia de las autoridades sobre los cuentapropistas. Ya suman varios los reclamos que han hecho los trabajadores de este sector debido a que en el último trimestre le han suspendido la licencia a no menos de 75 trabajadores por cuenta propia de la ciudad cabecera con licencia para producir o producir y vender productos gastronómicos.

Rolando Fonseca, propietario de una cafetería en la misma ciudad de Sancti Spiritus, fue inspeccionado el pasado jueves 3 de diciembre por dos funcionarios de la Dirección Integral de Supervisión y Control del municipio, quienes le suspendieron la licencia por no presentar los papeles, facturas y otros documentos que evidenciaran la licitud de algunos de los productos.

No es secreto para nadie, al decir de Rolando, que, “debido al desabastecimiento de los mercados estatales, tanto minoristas como los mayoristas concebidos para cuentapropistas y cooperativas no agropecuarias seleccionados, la escases de productos en las tiendas recaudadoras de divisas y los precios elevados en las tiendas en MLC que se necesita para mantener a flote cualquier negocio privado, obliga a recurrir a mercados informales o a otros cuentapropistas para obtener, como mínimo, los productos para operar un negocio.

Seguir leyendo

La inflación gravita sobre la estrategia económica cubana

Debido a la grave crisis económica estructural por la que está atravesando Cuba, el Gobierno está llevando a cabo una serie de medidas con el fin de contrarrestarla. Por su importancia e impacto una medida de carácter estratégico es la supresión de la dualidad monetaria y cambiaria, designada ahora, en el vasto repertorio eufemístico del oficialismo, como la Tarea Ordenamiento.

La dualidad monetaria y cambiaria se concibió hace 26 años como parte de un paquete de medidas reformistas, como una medida temporal hasta tanto la economía superara el impacto depresivo de los 90 y pudiera asumirse una devaluación del CUP “sin que se diera una situación incontrolable y sin que ningún actor económico o la población se vieran afectados.”

Pero se va este 2020 y con él la mayor crisis sanitaria del siglo y una de las peores crisis económicas globales de los últimos años, realidades que aumenta la presión del Gobierno de la Isla para impulsar una estrategia que asegure las transformaciones estructurales que lleven finalmente a un desarrollo sostenible. Nada de esto es posible si no se procede a ajustar el sistema monetario y cambiario.

Seguir leyendo

En tremendo apuro

El régimen cubano se enfrenta al duro impacto de la COVID-19 en el turismo, sector de la economía que ha constituido el principal rublo de ingresos al Presupuesto del Estado.

El Ministerio de Finanzas y Precios emitió la Resolución 293/2020 que regula la aplicación de una tasa sanitaria por los servicios de Control Sanitario que realizan las autoridades de Salud Pública.

Así, ejecutarán el pago de la tasa los transportistas aéreos, navieras o propietarios de embarcaciones, a través de operadores aeroportuarios, portuarios y de marinas, así como agentes de buque.

Las autoridades han fijado la tasa sanitaria en 30 dólares estadounidenses a personas naturales o su equivalente en cualquier otra moneda libremente convertible.

También, la medida exime el pago de la tasa sanitaria a los tripulantes de naves o aeronaves, cuya estancia en el territorio de la República de Cuba sea menor a 24 horas.

Seguir leyendo

La protesta en San Isidro es usada en contra de cuentapropistas

Es cierto que en Cuba predomina una gran incultura jurídica en lo relacionado con la propiedad intelectual, en especial con el uso de marcas y signos distintivos. También es sabido que, a partir de 1959, con la fuerte restricción a la propiedad privada, el fortalecimiento de los monopolios económicos estatales y los fallos de los modelos económicos socialista implementados, esos tópicos jurídicos y muchas de las prácticas comunicacionales como la publicidad fueron desterradas y satanizadas por el Gobierno cubano por constituir “males del Capitalismo”. El 74 % la población cubana nacida en el socialismo cubano, no entiende nada de normas que regulan el uso de marcas, patentes y eslogan de uso comercial.

En todos los paisajes urbanos cubanos se utilizan indiscriminadamente las más famosas marcas de autos, clubes de futbol, cosméticos, modas…banderas y otros símbolos en los más insospechados fines. Y no pasa nada.

Seguir leyendo

La explotación de fuerza de trabajo, un fenómeno no reconocido en Cuba

Cinthya es mesera de un restaurante particular en la ciudad de Matanzas, Cuba. Sale embarazada y el dueño del restaurante no le garantiza que, tras concluir el año junto a su bebe, pueda volver a su puesto. Al solicitar la trabajadora firmar un contrato que certificara su condición de empleada del restaurante y proteger así su estabilidad económica, fue despedida.

Otra joven veinteañera, que prefiere mantener el anonimato para evitar represalias, comenzó a trabajar en una cafetería frente al hospital infantil de la propia ciudad, en el horario de 14:00 a 22:00. Trabajaría dos días y descansaría uno. A los tres meses le exigen que debe entrar a las 09:00 y cerrar a las 22:00, pero, entre una cosa y otra, termina siempre una hora después. Además, debe trabajar todos los días y descansa un día a la semana. Al reclamar al dueño este le dice: “lo tomas o lo dejas”.

Técnicamente la explotación de fuerza de trabajo no existe en el Código Penal cubano y tampoco es objeto de estudio de otras ciencias y disciplinas sociales, pero es un fenómeno que se está presentando constantemente en la vida diaria de la sociedad cubana actual.

Seguir leyendo

El gueto inflacionario

El régimen cubano ha decretado terapias de choque, que tienen un carácter financiero frente a la crisis económica provocada por el impacto de las políticas de Trump y la COVID -19.

El Banco Central de Cuba (BCC) emitió la Resolución 163/2020, que permite a los cuentapropistas el uso de cuentas corrientes en MLC para realizar operaciones ante empresas del Ministerio del Comercio Exterior.

También, se autorizó ante inversionistas extranjeros acreditados en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, que comercializan bienes y servicios en MLC, según determinen los organismos encargados.

Los pequeños y medianos empresarios nacionales podrán adquirir equipos e insumos, además, comercializar sus ofertas a las empresas extranjeras acreditadas.

Obsérvese, que la medida no modifica el patrón de consumo de productos importados, provoca un aumento de precios minoristas y frena el desarrollo del mercado interno.

Seguir leyendo